Escape Room, o la puerta a la felicidad (Madrilánea)

30. marzo 2017

“Cuando ver cómo la batería del teléfono móvil se agota ha pasado a ser uno de los mayores temores de la sociedad moderna, perderlo de vista durante una hora se antoja un suplicio al que el ciudadano medio difícilmente podría hacer frente. Sumar a esto un encierro en una habitación sin ventanas, internet y pantallas, todo ello bajo el amparo del consentimiento propio, convierten la hazaña en algo solo imaginable….”

Así de interesante empieza este artículo, presentando el reto que os proponemos cada día en las misiones de EXIT® Madrid. Alejandro Díaz-Agero, redactor del mismo, estuvo en nuestras instalaciones hace unas semanas, probando la misión “Marchante de Arte 1932” y decidió contar sus impresiones en el blog Madrilánea.

En el artículo, repasa la historia de las escape room, desde su origen en Silicon Valley, hasta la aparición de las primeras salas en Madrid, entre las que se encuentra EXIT® Madrid. De nuestros servicios, destaca el trabajo de team building, coaching y formación que realizamos con empresas y el reto que ofrecemos, por la complejidad de nuestras salas. “Lo que te enseña una sala de la que no sales es mucho más de lo que consigues con una de la que te vas en 45 minutos y sin sudar”, cuenta Alexander Sansa, dueño de EXIT® Madrid, y creador de nuestras misiones.

No te pierdas el artículo completo en Madrilánea.com

23-03-2017-Madrilánea