Una pedida muy especial…

16. junio 2016

Hasta las personas que aparentan más dureza tienen un gran corazón oculto…y,a todos, nos gusta ver cómo la gente es feliz gracias al amor. Y sobre eso van las líneas de hoy, de amor. Muchos os podréis preguntar qué sentido tiene esto con Exit Madrid, con el escapismo y con nuestro juego y, aunque no lo sepáis, en esta ocasión salas de escape y amor van unidos.

¿Por qué os preguntaréis? Y la respuesta viene de la mano de nuestro compañero Michal, quien tuvo la brillante ideal de sorprender a su, ahora prometida, con una pedida de mano muy especial. Se compinchó con la familia y con sus amigos, sin olvidarse de involucrar también a varios de sus compañeros de trabajo y…¡a su jefe!

Todo el mundo aceptó ayudar a Michal en el paso definitivo y se preparó todo con mucho cariño e ilusión para que Mila, que así se llama la futura esposa, no sospechase nada.

Exit-Game-Madrid-Pedida-Michal

Michal y Mila recreando el momento de la pedida en nuestro Photocall de Exit Madrid

¿Imprescindibles para ese día? El novio y la novia, un anillo y mucha ilusión. Para que todo saliese bien Mila vino totalmente engañada hasta Exit, simplemente pensaba que venía a jugar la misión “Marchante de Arte” (1932) junto con varios amigos. En total eran unas 13 personas que se dividieron en 3 grupos de 3-4 jugadores para disfrutar del Modo Combate de “Marchante de Arte” (1932), de la misión de “Laboratorio”(2010) . Ninguno se atrevió con “Guerra Fría-Agente Doble”(1976), ¿tendrán miedo?

Hasta ahí todo era lo normal, escuchó su briefing inicial, su misión y se adentró a jugar junto con 4 amigos más. A medida que avanzaba el juego su equipo fue recibiendo pistas pero, de repente, llegó la sorpresa. Todo el mundo se compinchó para que ella fuese la encargada de abrir una de las cajas finales del juego y ahí estaba su anillo junto con unas flores. Nada más verlo el sonido de las pistas se escuchó en la habitación con un “Mila, ¿quieres casarte conmigo?”.

 

Exit-Game-Madrid-Pantalla

Nuestra pantalla de pistas con el mensaje que Michal escribió a Mila

 

El “siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiií” que obtuvo Michal por respuesta aún lo escuchan los vecinos del edificio y se recuerda con mucho cariño entre los que pudimos (me incluyo) vivir en directo este momento. Al escuchar el descomunal grito fruto de la emoción de Mila nuestro compañero Michal entró en la habitación y oficialmente le pidió matrimonio (sí, se puso de rodillas).

Nos encantaría enseñaros el vídeo que grabamos los Game Master desde la sala de control, pero estaríamos haciendo un pequeño spoiler a los futuros equipos que vengan a jugar esta misión ambientada en los años 30. Divertida la cara de un Michal muy tranquilo y seguro de sí mismo, los comentarios de todas las compañeras que vivimos ese momento y que no queríamos perdernos nada, aunque…no podíamos olvidarnos del resto de equipos y eso, ¡es lo primero!

 

Pedida de mano Michal

Michal pide matrimonio a Mila durante la misión “Marchante de Arte” (1932)

 

Fue un momento precioso y muy especial para ellos, y para Michal quien preparó todo con mucho cariño y mucha dedicación. La nota más divertida la pusieron los amigos de ambos, quienes “echaron” a nuestro compi de la habitación para poder terminar el juego.

Si os soy sincera no recuerdo si lograron descifrar si Arthur Byne era culpable o no del robo de obras de arte español, porque el ambiente que se vivió aquí esa noche fue lo principal.

Al termino de los juegos la sorpresa fue llegando para alguno de los amigos asistentes, que vinieron igual de engañados que Mila.

 

Exit-Game-Madrid-Pedida-Michal02

Recreación de la pedida en Exit Madrid

Exit-Game-Madrid-Pedida-Michal03

Mila posa con su anillo de pedida y las flores que encontró junto a él

 

Muchas fotos de recuerdo y un brindis por los novios pusieron el broche final para un día tan bonitos para todos. Ahora solo nos queda desearles lo mejor ¡para siempre!

Ah, ya tienen fecha de boda y están muy contentos con los preparativos… ¡felicidades pareja! Qué poco os queda para estar juntos para siempre.

¡Que seáis muy felices!