Equipo de la Semana: del 8 al 14 de junio de 2020

¡Muy buenas, escapistas!

 

¡Por fin vuelve el Equipo de la Semana a EXIT® Madrid! Tras los primeros días en esta nueva normalidad, nos habéis vuelto a demostrar que superar los retos de nuestras cuatro misiones es posible. ¡Dejáis el listón muy alto!

 

Siendo así, queremos presentaros a estos tres escapistas que aceptaron una de las misiones más desafiantes de EXIT®… Directamente desde Madrid, Francisco, Belén y María aprovecharon la oportunidad en cuanto re-abrimos y vinieron a jugar “Pena de Muerte 1962”.

 

Dedicados a diferentes ámbitos como la banca, la fisioterapia o la bioquímica, se definieron a sí mismos como un equipo “compenetrado pero aleatorio”. ¡Y tanto! ¿Quieres saber qué tal les fue…?

 

Foto exclusiva de EXIT® Madrid

 

LA MISIÓN DEL EQUIPO

 

Estos tres escapistas nos conocían con anterioridad: tras enfrentarse al reto de “Guerra Fría – Agente Doble 1976”, les quedaba pendiente enfrentarse a la misión del Hipódromo de Belmont.

 

Aunque era la primera vez que jugaban los tres juntos como equipo, Francisco y Belén tenían una experiencia muy considerable jugando escape rooms. Con más de 50 salas realizadas, María fue condenada a muerte en el rol de presa, siendo su segunda vez jugando. ¡Guau!

 

El comienzo de su misión fue algo lenta, pero no tardaron mucho en ponerse las pilas y demostrar de qué madera estaban hechos. Con gran comunicación entre ellos, Francisco y Belén tuvieron una compenetración digna de telepatía. De este modo, superaron y resolvieron los enigmas para liberar a la presa. ¡Buen trabajo!

 

Del mismo modo, María no se quedó atrás gracias al pensamiento lateral y la resolución analítica de sus ideas. Junto al trabajo del resto del equipo gracias a una estupenda comunicación, la misión de “Pena de Muerte 1962” terminó exitosa. ¡Tan solo 10 pistas y un tiempo de 55:39! ¡Bien hecho!

 

Con tan buen sabor de boca, estos activistas y presa nos confesaron que les encantó la interacción entre las partes separadas del equipo, la comunicación y, sobre todo, la ambientación de la sala. La propia presa nos dijo que estaba tan inmersa que se pensaba que era un calabozo de verdad.

 

¡Muchísimas gracias por vuestra visita y esperamos de corazón volver a veros pronto por EXIT® Madrid!

 

¡Hasta otra, escapistas!

Posts Relacionados

Deja un comentario

 

Reserva Ahora